Etiqueta


Entendemos por etiqueta al conjunto de normas o reglas que se deben cumplir en el Dojo, con el objetivo de mantener un cierto orden, respeto y armonía entre los integrantes.

Sin embargo, debido a la expansión del aikido a nivel mundial, cada Dojo adopta su propio conjunto de normas, que van desde las más estrictas hasta las más relajadas.Sin criticar ninguno de los extremos, considero que hay una norma fundamental que se debe cumplir en todos los Dojos, se trata del respeto.

Si analizamos cada una de las reglas que existen en los Dojos, tales como: puntualidad, higiene, etc, todas nacen del respeto. El respeto puede variar según el Dojo, en principio dependiendo del país donde se encuentre (la cultura local, costumbres, escala de valores, etc), y en segundo término la formación del instructor.

El respeto además,  lleva implícito algo más profundo y es la intención en su sentido más puro. Podemos realizar una acción con la mejor y más pura intención, y aún así es probable que en algunos sitios se considere irrespetuosa, o en caso contrario, hacer algo "respetouso" pero mal intencionado.

Pudiésemos acudir al sentido común para determinar que es lo correcto, pero el sentido común también es relativo, ya que dicen que "el sentido común es el menos común de los sentidos"

Entonces ¿Que hacemos? ¿Cual es la etiqueta correcta?

Tomando una vez más el respeto cómo base (así sea relativo), considero que es un buen comienzo para sentar las normas en un Dojo. Citemos cómo ejemplo la puntualidad, lo ideal es que la clase inicie a la hora establecida, lo que significa que todos los alumnos participantes deben estar listos con antelación y así poder iniciar a tiempo. Eso es lo ideal, pero ¿Cómo hacemos en el caso de las ciudades donde el tráfico representa un factor determinante en la puntualidad?. Si nos hacemos intolerantemente estrictos, muchos de los estudiantes no pudiesen entrar a clases diariamente, ya que por mucho esfuerzo que hagan en llegar a tiempo, el tráfico no les permitiria cumplir con su objetivo.

Nuevamente, ¿Que hacemos?... Una solución que se me ocurre, es manejar un margen de tiempo de llegada, por ejemplo: permitir la entrada a clases hasta 20 minutos después de iniciada. Es una solución posible, sin embargo esta flexibilización en la norma, puede generar una nueva norma, y es que todos empliecen a llegar 20 minutos después de iniciada la clase, ya que se cuenta con este margen de tiempo permitido. Eso nos lleva una vez mas a la intención, ¿Hacemos las cosas respetuosamente con buena o mala intención?

Así como ese caso, pudiesemos tomar muchos más y analizarlos desde la misma óptica.

Pero aún sigue la interrogante ¿Cual es la etiqueta correcta?. Humildemente sin querer emitir ningun juicio de valor, opino que, un Dojo es como una familia, lo más lógico es que los miembros se reunan y establezcan ciertas normas de convivencia que sean válidas para todos. Si bien es cierto que el aikido es un arte marcial japonés, también es cierto que dentro de la cultura de los japoneses existen códigos de conducta establecidos los cuales son mucho de lo que observamos en la etiqueta de la mayoria de los Dojos en el mundo, para los japoneses es fácil, es su cultura, pero ¿Qué pasa con los no-japoneses?. Lo importante es que no imitemos normas o costumbres carentes de fondo o sentido, es decir, hacer todo un ritual y parecer respetuoso, y no tener la más mínima idea de lo que se está haciendo.

El aikido puede adaptarse a distintas culturas sin perder su escencia, y es esa escencia la que debemos mantener como punto de partida, así como el caso del respeto y la buena intención para construir unas normas de etiqueta acordes con la situación particular de cada Dojo.

Dicho lo anterior y como nota final, siempre recomiendo el libro ecrito por el sensei Nobuyoshi Tamura, titulado: Aikido, etiqueta y transmisión. Sin llegar a ser un listado de reglas a seguir, es mas bien una guía de lo que Tamura Sensei considera correcto en terminos de etiqueta en el Dojo, dejando a juicio de cada instructor su aplicación y adaptación,