UNA TAZA DE TÉ

Nan-in, un maestro japonés del período Meiji (1868-1912), recibió a un profesor universitario, quien vino a preguntarle acerca del Zen.

Nan-in sirvió el te. Llenó la taza de su visitante y continuó vertiéndolo. El Profesor observó como la taza se rebosaba, hasta que no pudo contenerse más y gritó:

" La taza se rebosa, ¡Ya no cabe más!"

"Como esta taza", dijo Nan-in, "usted rebosa de sus propias opiniones y especulaciones. ¿Cómo puedo enseñarle Zen a menos que primero vacíe su taza?"