Ir al contenido principal

Entradas

Reglas para el entrenamiento

Recientemente leí el libro El Espíritu del Aikido, escrito por Kisshomaru Ueshiba, y entre los temas que más me llamó la atención está el referente al reglameto del Dojo, o regalmento de entrenamiento. En muchos Dojos vemos distintas normas a seguir, unos mas estrictos, otros menos, sin embargo básicamante van orientadas hacia los mimos objetivos: entrenar con sinceridad, respeto mutuo y disfrutar el aprendizaje. A continuación les dejo un extracto del libro donde se narra la creación del primer reglamento de un Dojo de Aikido por parte del Fundador.

Una razón para recalcar lo que era natural, era el hecho de que cuando el Fundador fue instado, por primera vez, a abrir un dojo de aikido, sus alumnos originales eran hombres de sentido común, maduros, y de tal experiencia que eran líderes reconocidos en sus campos.
Siendo gente con un gran sentido de la responsabilidad y del decoro, no parecía existir ninguna razón para someterlos a códigos de comportamiento en el dojo. El Fundador no…
Entradas recientes

Los Principios del Aikido

Esta es la introducción del libro "Los Principios del Aikido", escrito por Mitsugi Saotome Sensei. Me he tomado la libertad de compartirla con ustedes ya que me pareció interesante el planteamiento, muestra mucho de lo que lamentablemente vemos en el mundo del Aikido.
Me preocupan los conflictos que veo surgir entre los diferentes estilos y escuelas de aikido. La gente se pelea para decidir que escuela es la verdadera, cuál representa realmente las enseñanzas de Osensei. Algunas de estas escuelas parecen estar interesados en apropiarse del nombre de aikido como si fuera en nombre de una marca. A mi me parece del todo innecesario. Nadie puede ser una réplica exacta de Osensei. Tampoco, las últimas generaciones de estudiantes de aikido pueden ser copias exactas de sus maestros. Si todos los aspirantes a ser maestros de aikido intentan proclamarse como únicos conocedores de sus secretos basándose en diferencias superficiales de estilo, ¿Qué conseguiremos? ¿Miles de escuelas enfr…

Enseñanzas de Osensei

El universo es nuestro mayor maestro, nuestro amigo. Oserva cómo un arroyo camina a través de valle de la montaña, transformándose suavemente mientras se desliza por entre las rocas. La sabiduría del mundo está en los libros y, al estudiarlos se pueden crear un número infinito de técnicas nuevas.

El universo mismo siempre nos está enseñando aikido, pero nosotros no sabemos percibirlo. Solo pensamos en nosotros mismos y por ello hay tantas disputas y tanta discordia en nuestro mundo. Si solo tuviéramos un corazón puro, todo iría bien. No pienses que lo divino existe por encima de nosotros, en el cielo. Lo divino está aquí mismo, dentro de nosotros y a nuestro alrededor. El fin del aikido es recordarnos que estamos en un estado de gracia.

Aikido es la no-violencia. A cada ser humano se le ha encomendado un mandato desde el cielo y la victoria que buscamos es superar todos los retos y luchar hasta el final, hasta lograr nuestros objetivos. En aikido nunca atacamos. Si quieres atacar prim…

El Maestro y el discípulo

Un joven muy entusiasta le pidió a un maestro del sable que lo aceptara como discípulo. "Seré tu sirviente y practicaré sin cesar. ¿Cuánto tiempo me llevará aprenderlo todo?"
"Al menos diez años", contestó el maestro.
"Eso es demasiado tiempo", replicó el joven. "Supongamos que trabajo el doble que los demás. Entonces, ¿cuánto tiempo me llevará?"
 "Treinta años", le dijo el maestro.
"¿Qué quieres decir?", exclamó el joven. "Haré cualquier cosa para dominar el arte del sable lo más pronto posible."
"En ese caso", dijo el maestro en tono serio, "necesitarás cincuenta años. Una persona con tanta prisa es un mal estudiante."
A este joven avergonzado se le permitió servir de ayudante con la condición de que no tocara un sable ni hiciera ninguna pregunta sobre ello. El joven pasó los tres años siguientes limpiando, cocinando y haciendo recados. Pero un día, el maestro se le acercó sigilosamente al joven y le…

Obediencia

A las charlas del maestro Bankei asistian no sólo estudiantes del Zen sino personas de todos los rangos y sectas. Él nunca citaba sutras ni se entregaba a disertaciones escolásticas. Por el contrario, sus palabras salían directamente desde su corazón al corazón de quienes lo escuchaban.

Su numerosa audiencia enfurecía un sacerdote de la secta Nichiren porque sus seguidores lo habían abandonado para estudiar Zen. El egocéntrico sacerdote Nichiren vino al templo dispuesto a debatir con Bankei. “¡Eh, maestro Zen!”, gritó. “Aguarda un minuto. Quienquiera que te respete te obedecerá, pero un hombre como yo no te respeta. Puedes hacer que yo te obedezca?” “Ven a mi lado y te lo demostraré”, dijo Bankei. Altivamente , el sacerdote se abrió paso a través de la multitud hasta el maestro. “Ponte a mi lado izquierdo.” El sacerdote obedeció. “No”, dijo Bankei, “podremos hablar mejor si te colocas a mi derecha. Ven aquí.” El sacerdote orgullosamente se pasó a la derecha. “¿Ves?”, observó Bankei, “me estás …

Aikido: Poder y Responsabilidad

Es complicado determinar quien es un buen aikidoka, ya que al no ser un arte competitivo no se pueden medir las destrezas y/o habilidades técnicas, Eso si nos limitamos al aspecto técnico únicamente. El aikido es un arte marcial muy particular ya que fue creado a partir de técnicas de combate, sin embargo su finalidad no es la de destruir al adversario, por el contrario a través del uso de las técnicas conseguir una solución lo menos traumática posible para ambas partes.
Entender la visión del aikido no es tarea fácil, ya que teniendo un conocimiento técnico tan poderoso y letal, ¿Cómo no resistirse a la tentación de usarlo para tal fin?. He ahí donde entra la razón a jugar un papel fundamental, y es lo que pude distinguir al aikido de otras artes marciales de combate.
Podemos comparar el poder letal del aikido con la madre cocodrilo que transporta sus crias dentro de sus fauces, el cocodrilo es un reptíl sumamente poderoso cuyas mandíbulas pueden destrozar a su presa a la mitad, sin …

Aikido: Contexto histórico

Ante la mirada del común de las personas, el Aikido luce sutil, sofisticado, suave; para otros puede ser rápido y enérgico y otros sencillamente no lo entienden. Todos estos puntos de vista son válidos, sin embargo para tener una idea más clara, es necesario analizar bajo que contexto histórico se desarrolló el Aikido.

El Aikido proviene de un arte marcial antiguo llamado Daito-ryu, fundado por Minamoto Yoshimitsu (sexta generación descendiente del Empereador Seiwa) alrededor del año 1100 D.C. Posteriormente su hijo Yoshikyo se establece en Koga (Actualmente la Prefectura de Yamanashi) constituyendo el Clan Takeda, permaneciendo este arte en la familia, transmitido de generación en generación hasta que finalmente llega a Sokaku Takeda (maestro de Morihei Ueshiba) quien a través de sus años de experiencia y algunas modificaciones funda el Daito-ryu Aiki-jutsu.

El Daito-ryu se origina en el Japón feudal donde las guerras eran frecuentes. Las castas militares y terratenientes, dominaban…